Microrrelato: Añoranza

Ella, que añadió el batir de su corazón a la banda sonora de su mirar. En ocultos verdes, se hizo a la expresión de un sol que bañaba la ciudad rociando calor para aquellos que no osaban despedirse de las calles en seguida, aquellos que hartos del maratón de peli, el café en casa o el ventilador anestesiado, se cuelan por los rincones substituyendo playa por plazas, café en casa, por el del bar del barrio. El saludo de la churrera que camina un sábado, en busca de ingredientes y vuelve a entrar mientras la cola espera insistentemente a que … Continúa leyendo Microrrelato: Añoranza