Diario: PERTENECERNOS…

¡BIENVENIDOS A HISTORIAS CON “K!

Cada día que se ha ido acumulando en el calendario, cada conversación , cada palabra, cada videollamada… Esa mirada, esa caricia, ese beso robado y esa promesa de apoyarnos. Nos gustábamos, éramos amigos, pero era una relación que acabaría en fracaso.

– SEREMOS TODO ESO QUE NO PODEMOS , SEREMOS EL UNO DEL OTRO, NOS AMAREMOS EN SILENCIO…NOS PERTENECEREMOS, PERO DESDE EL CORAZÓN-

Historias con “K”

Tus frecuentes mensajes, los “¿Puedo llamarte?” Las risas , los momentos duros, las miradas desde la la videollamada , los piropos, tu ánimo y tú positivismo, calaron cómo un torrente de lluvia en mis pensamientos.

Tras la marcha de aquella espina que dolió, me apoyaste hasta el fin de lo que nunca se fortificó. Tu sinceridad ante las adversidades, me tenía atónita , tu positivismo ante las penas que me ocurrían me contagiaban , las ganas y el interés estaban ahí. Pero cómo toda mujer boicoteadora, el miedo a no ser nada se apoderó de mí.

Cuando por fin nos vimos, nos acariciamos las almas cómo nunca yo lo había sentido, nos dimos el amor que nunca nos dieron, y junto a la alegría, una impertinencia. Inoportuno suceso que decidí llevar en silencio a mi tumba.

Aunque no desapareciste, y mi miedo se hacía creciente , preferiste mi amistad antes que perderme.

No hay día que no piense en ti, en tus labios, en tus abrazos, en tu manos recorriendo mis hombros… Cómo nuestros labios deseosos , se administraban la sed por tanto tiempo. Nos gustabamos , puede que nos amáramos, pero aquello no podía ser. Un asunto no resuelto , impedía la naturalidad, un miedo feroz mi tranquilidad, y entre llantos y temor preferí cortar lo que fuera que tuviéramos.

Me pasé esa primera noche imaginando nuestro encuentro, pensando tu nombre, recordándote con tu vestimenta. Ahora , cada vez que oigo una moto, recuerdo ese momento.

Me respetaste hasta el fin, y yo a ti desde los inicios. Nos reímos, nos enfadamos y nos aconsejamos. Te pienso tan fuerte , que pienso que vas a aparecer a mi lado, te he imaginado en mi puerta gritando cuanto me has amado, y si de soñar va la cosa , que vendrías para quedarte a mi lado.

No tengo ganas de hacer nada, ya ni siquiera quiero avanzar en aquello que comencé. Ya ni tomo café. El insomnio, es mi nueva ley. Soñarte, tener pesadillas, no comer y hasta revisar el móvil por si decides llamarme, pero te bloquee para no tener tentaciones.

Imagino que tu vida seguirá. Que de mí te olvidarás. Que solo seré un recuerdo bonito y fugaz. Imagino, que no sirvió para nada, y que fue cosa de la suerte que yo te gustara. Te echo de menos….

Sé que no leerás esto, sé que nuestros caminos ya no están unificados, sé que la dicha es algo momentáneo, y que las casualidades, no existen. ¿Esto ocurrió alguna vez?

Sueño con que me llames y pares este llanto, está pena que me acusa cómo prisionera de la mala suerte en el amor. Ya no salgo ni a la calle, ya no me interesa tener alguna relación, he perdido toda mi devoción y ya no siento ninguna sensación.

Se que en algún momento viste algo bueno en mi. Una parte de mi quiere creer que me amabas, y la otra te reprocha no haber luchado por mi. ¿Quién es más cobarde? Si yo por bloquearte , no pudiendo soportar la situación o tú, queriendo resolver ese problema, que sé nunca ocurrirá.

A veces te amo adolescente, otras te odio candescente. Y otras simplemente me sumo en los pensamientos taciturnos desde una melodía, una canción. Detesto sentirte tan cerca y a la vez tan lejos. Me siento rota y amada en vano.

Aunque a veces diga que no, sé que nuestros corazones estaban destinados a pertenecerse, a rozarse y acariciarse cómo solo dos ojos que se han visto el alma pueden hacerlo.

Quizás , soy última en entender que vale más una amistad que cerrar el cerrojo al corazón, pero mi caja ya no soporta otro desengaño, otra mentira , ni otra ilusión en vano. Puede que sea miedo, puede que sea cobardía, pero me harté de ser tu amiga, mientras estas con otra.

Sólo me queda pensar que si de verdad hubo algo bonito, cuando proceses lo ocurrido, me buscarás, no hay una píldora para los ríos de lágrimas y la sugestión de ilusiones. Al fin y al cabo… ¿No se trata de soñar?

Rota y tuya …

HISTORIAS CON “K”

4 comentarios en “Diario: PERTENECERNOS…

  1. El amor es caprichoso. No siempre uno se enamora de quien debería. Amar y que no te amen de la misma forma duele, pero al menos sirve para demostrarnos nuestra capacidad de amar. Y esa capacidad no la tiene todo el mundo. Hay una letra de canción que dice ‘..porque es mejor querer y después perder, que nunca haber querido…’

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s