Poema: Desubicada

¡HOLA, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! ©ElRincondeKeren Mi primer apellido me encadena Por recuerdos borrosos de aun ayer Imposición, insuficiencia, desvalorización… Retumba el desarraigo En un intento por querer cuajar ¿No somos todos hijos de un padre? ¿Quién es ese padre? Que con sus acciones finge un cinturón de promesas falsas De un odio incierto que nunca seremos sabedores Cuando me apartaste, me alejaste de ti ¿Quién diría que inconscientemente te quería? ¿Quién diría que podías o podrías ser ese padre? Fallaste en el intento A drede o sin saberlo Te fuiste Suscitando preguntas De mi padre de … Continúa leyendo Poema: Desubicada

Relato: "Apaga la luz."

¡HOLA, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! Imagen extraída Google(Editada) Abrió la puerta. Vió como la luz de la lámpara iluminaba el escritorio. Aquello podría ser algo usual si no fuera porque antes de haber salido de casa, hubo apagado todas las luces del hogar. Podría, incluso, decirse que era extraño, pero en lugar de eso o de preguntarse si por casualidad alguien había entrado en su casa, optó por pensar que, simplemente, se le habría olvidado.  Dejó la bolsa junto a la puerta e hizo lo habitual: Ducharse, ponerse el pijama y la bata, sacar el cartón de … Continúa leyendo Relato: "Apaga la luz."

Fotografías: Un móvil y mucha vida. ¿O no?

¡Buenas a todos! Ando un poco perdida ¿verdad? y no he dado señales de vida por un largo periodo pero, ya estoy de vuelta con muchas ganas y además, como no, con las fotografías de la ciudad que ya llevaba tiempo sin exponer. A veces, guardar una fotografía durante un tiempo no viene nada mal y veréis porqué lo digo. Comencé un año en el que me costó muchísimo comenzar a mimarme de nuevo y como algunos seguidores habituales ya saben, aprovecho para hacer fotografías y así camino, ya de paso, le damos una ayudita al cuerpo y dejo algo … Continúa leyendo Fotografías: Un móvil y mucha vida. ¿O no?

Relato: Hoy no, quizás mañana

La situación se hacía ya, un problema que parecía que no fuera a resolverse. Del armario, el cajón estaba descolgado, las estanterías se caían; uno de los pilares que sujetaba la cama y para que el colchón pudiera reposar en su lugar, estaba roto; la mesa del comedor estaba sin cristal, La puerta de la habitación no tenía puerta y teniendo un marido que sabía arreglar todo desperfecto, aquello estaría arreglado en un abrir de ojos: -Cariño, el armario tiene el cajón descolgado. ¿Me lo podrias arreglar? – Claro, ahora después. Marga sabía muy bien que trabajaba mucho y que … Continúa leyendo Relato: Hoy no, quizás mañana