Fotografías: Un móvil y mucha vida. ¿O no?

¡Buenas a todos!

DSC_0029
Comenzando la mañana by Historias con “K”

Ando un poco perdida ¿verdad? y no he dado señales de vida por un largo periodo pero, ya estoy de vuelta con muchas ganas y además, como no, con las fotografías de la ciudad que ya llevaba tiempo sin exponer. A veces, guardar una fotografía durante un tiempo no viene nada mal y veréis porqué lo digo.

Comencé un año en el que me costó muchísimo comenzar a mimarme de nuevo y como algunos seguidores habituales ya saben, aprovecho para hacer fotografías y así camino, ya de paso, le damos una ayudita al cuerpo y dejo algo de kilos.

No estaba yo mucho por la labor. Estas fiestas me han hecho comer mucho dulce y los kilos demás se notaban un poco, así que después de tanto hablar con mi pareja y de asegurarme que todo estaba bien, auto convencerme de que si había podido en un año en el que casi todo, por no decir todo, nos había ido regulín, comencé a salir de nuevo.

Ahora bien, esta entrada está muy dedicada a un compañero bloguero que me llego a repetir en varias ocasiones que , fuera allá donde me decía y que sería precioso. Bueno, un poco por el frío y otro poco por que siempre andaba liada con mi otro blog y mi perro, no me daba tiempo para todo. Lo cierto es que , me quedaba muy retirado y decidirme sin pensar, salir hacia allí y tomar este café tiene premio.

DSC_0030
Rambla Amatisteros, Almería, Andalucía by Historias con “K”

Mi camino se inició por la tantas veces mencionada Rambla Amatisteros de Almería, Andalucía.

Estaba dolida de las asperezas, quizás en las relaciones, a veces, solemos esperar más unos del otro que al revés, y sinceramente, que estaba triste, era raro, porque realmente comenzaban a irnos bien las cosas. Saqué esta fotografía que si os soy sincera, me hizo recordar que cuando hay sol, todo se ve también muy bonito. Pero aquel día, no lo veía así.

Unas semanas más tarde y decidida a querer salir para mi y mis propios quehaceres, porque no lo voy a negar, cuando vuelvo y veo lo hermoso que es esta ciudad, me da mucha alegría.

Y en esa semana, fue cuando comprendí lo que realmente importaba, aunque ello me costó un enfado tonto.

 

Era lunes y decidí salir. No pensar. No limpiar. Salir y dejarme llevar por lo que me diera el día. La emociones de una ciudad son eje que me han movido en estos años. Esa ciudad, ahora a mi alcance, la tomaba para poder sacar lo bueno de mi y por que no, conocerme un poco más.

La dirección fue clara. Me dirigí hacia el Zapillo. Y ¿Qué hay en el Zapillo? los que seais de Almería ya lo sabréis pero aquellos que no, o nunca hayais estado en Andalucía, Debeis saber que me mueve lo romantico. Y pensareis que a lo mejor soy una apasionada o loca, no me importa, pero el caso es que ese día, todo a mi alrededor rezumaba amor.

Ya en la Calle Altamira, fue la señal inequívoca. Un hombre diciéndole a , quiero creer que era su mujer, que volvería a casa a las cuatro, acompañado de un mi vida, tranquila… y el corazón comenzó a mandar imágenes y sensaciones de las cuales entre ellas, gritaban añoranza, pensé en mi marido y que quizás, tachamos muchas veces a los hombres de seres sin corazón. Aunque ello no los hace mejores, ¿que importaba? se preocupaba de su mujer y solo el hecho de haber notado en unas escuetas palabras ese cariño, hizo que danzara el corazón.

DSC_0040
Cerca de la Calle Artes de Arcos y situada cerca la Biblioteca de Almería by Historias con “K”

seguí mi camino algo impaciente por llegar a mi destino, observando tiendas que anuncian las rebajas todavía, pero decidí ojear revistas al llegar a un quiosco cercano, aunque no compré nada.

A veces, simplemente, observo. Y como observadora, decido sentarme después de ya un rato de camino a encender el cigarrillo tonto. (sé que debería dejarlo, pero me cuesta mucho) Observando a la gente pasar y la luz del día, en mi ensimismamiento, creí que eran las nueve de la mañana pero al preguntar con una sonrisa a un hombre que pasaba por la zona, averigüé que eran las ocho y media y tenía un décimo de la máquina para la bonoloto. En mi interior, creia que esperando alli se harían las nueve, pero seguia el vaivén de la gente, y mirando, no hablando, tuve que reconocer que, este lugar, tenía algo que me hacía sentir de nuevo, el dichoso enamoramiento hacia mi pareja y saqué esta fotografía. En un momento en el que exhalaba, las imágenes paseaban a su antojo, imaginando a parejas sentadas aquí haciendo manitas, o quizás se escapara un beso, y los dos sonreírian. ¡ay! que tonta soy.  Pensé para mis adentros mientras sonreía.

Como lo claro y evidente en una semana ya bien entrada, era no tener demasiado dinero  entre las ganas de que abrieran la administración e ir al lugar que mi compañero me decía, elegí irme hacia el lugar. Guarde mi mechero y móvil, y seguí con la mirada puesta en la gente. Aun me parecía más tarde y no, era muy temprano.

DSC_0042
Zapillo (Situado a escasos metros El Cable mineral) By Historias con “K”

 

Si me llegan a decir que mi felicidad iba a aumentar al ver el sol intentando hacerse notar entre las palmeras almerienses y que mi felicidad iría en aumento, yo, no me lo hubiera creido. ¿Es o no es majestuoso? Esta zona, como muchos sabréis de anteriores entradas, es frecuentada por muchos deportistas y de hecho, hay un club deportivo y un club náutico, además a la derecha esta El Puerto, pero claro, fumar aquí es como ser el bicho malo. Si vierais mi cara mientras os relato esto, creo que os contagiará incluso mi risa, pero en aquel momento, apague el cigarrillo tonto y me senté allí a admirar el sol, con algunos corriendo, otros caminando o a toda prisa de camino a su lugar de trabajo o ¿quién sabe? a acudir a la cita con ese amigo o amiga. El caso es que, yo, en mi quietud, me sentia afortunada.

DSC_0046
Las Almadrabillas, Almería, Andalucía (Zapillo) By Historias con “K”

Casi había llegado a mi destino, de hecho lo estaba, sin embargo, hasta que no estuve en el paseo marítimo no me sentí dentro. Sí, en efecto, había ido a la playa. Algunos ya sabrán donde estoy, otros, os diré que, a veces, no apreciamos lo que tenemos.

Años atrás, mi marido y yo, estuvimos viviendo por esta zona, y nunca bajabamos a ver el mar. Lo curioso es que esta vez con casi una hora de camino a mi paso, estaba allí, un lunes por la mañana admirando el amanecer. ¡ y qué bueno !

Estaba en El paseo Marítimo de Almería, tantas veces hemos estado y tan poco disfrutado. pasee por allí, observando a lo lejos las montañas, el mar, la gente, el sol, sintiendo el olor a sal…

…Una paz invadió mi cuerpo…

 

Más tarde fui a comprobar mi boleto, o mi décimo, y resultó que para que te tocara algo tenían que ser tres números. enfurruño total. Quedé desanimada y durante un largo rato estuve con desazón, pero al llegar a casa, observar las fotografías… No os miento si os digo que fue una mañana aprovechada, ¿Y qué que no haya ganado nada? a lo mejor la próxima vez, pero en esta ocasión, me lleve algo que duraría para toda la vida.

EL RECUERDO.

DSC_0047
Paseo Marítimo de Almería. Andalucía (Zapillo) By: Historias con “K”

WordPress no me deja subir este regalo que tenía pensado para esta entrada (Debido a mi plan) pero lo subiré a mi instagram.  Os dejo con unas fotografías de la zona que, aunque me he saltado, fueron las de vuelta y me dejaron muy buen sabor de boca.

Lo que no había explicado es que estaba sin conexión, por lo que para mi fue como volver a reconectar conmigo misma. Bueno, quizás no lo he explicado todo pero creo que estamos demasiado enganchados a las redes y el no poder subir ninguna fotografía y vivirla para mi en estos días, fue como darme cuenta de lo que realmente importaba.

Y hasta aquí mi entrada, ¿Os ha gustado? ¿Habéis estado en Almería? contadme.

Historias con “K”

 

Anuncios

8 comentarios en “Fotografías: Un móvil y mucha vida. ¿O no?

  1. TUS REPORTAJES SON DELICIOSOS AMIGA KEREN. YO HAGO, CUANDO ME DEJAN, LO MISMO. ME ENCANTA RELATAR ESOS PASEOS QUE YO HAGO O HACÍA COMO LOS QUE TU HACES AHORA. NO TE CANSES NUNCA DE HACERLOS.
    FELIZ NOCHE

    Me gusta

    1. Eso intento. Y me llenan de alegría esos paseos. Aunque dentro de poco quedarán lo menos visto. Disfrutaré igualmente. Me guardo para mi los videos. Por cierto, gracias por dar tu punto de vista. ¡Feliz noche!

      Me gusta

  2. Hola Super Keren, me encanta como has ido trenzando el relato del amanecer, del paseo, (del cigarro no,ja,ja,ja), de la salida del sol, y por fin de ese paseo marítimo. Y es que Almería y su Mar Mediterráneo merecían una entrada tan especial y cariñosa con tu ciudad.
    Un gran abrazo y gracias, mil gracias por el regalo.

    Le gusta a 1 persona

  3. ¡Hola!
    que bonito que es Almeria y que buenas fotos hiciste. Me transportaste por unos momentos allí. ^_^
    Muchas veces las personas necesitamos un momento para nosotros mismos. Simplemente pasear, no pensar…es decir mente en blanco, apreciar y disfrutar de esas pequeñas cosas que a veces no prestamos atención, desconectar sobretodo de las redes sociales, etc. Creo que tendría que ser algo que recetasen los médicos, jeje.
    Me alegro que ya estés mejor y de vuelta!
    ¡Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Estos paseos me dan la vida. Y comenzar fue no pensar y hacerlo porque a veces pasa que Le damos muchas vueltas y… Tendría que limpiar o tendría que… Pero la casa no se va a mover de ahí. Desde punto de vista, sirve para estar aún más motivado a la hora de hacer las tareas y sobre todo, no estar tanto en casa.
      Me alegro que te haya gustado, me enorgullece.

      Un abrazo!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s