Relato: La luz del miedo

Ella era la que, teniendo la caricia amable, me aferro al dolor, la que, entre susurros de pasión, se aleja sin hacer ruido y entre un sentimiento de dolor y de felicidad, elije el dolor cuando hay una salida al terror que hay instaurado a algo tan raro cómo es la felicidad.

Si un día la ves, cantando Alanís morrisette no te asustes, pues algo que en ella hay, es el cobijo de los años punzantes deteriorando su mente, pero salvaguardando la otra clase de alegría. Pues siente fervor hacia la melancolía, la solitud momentánea y los ratos en silencio dónde todo se hace como ella quiere y como ella siempre ha deseado. El salvaguardo momento enterrando ahogados lastimosos en canciones melifluas donde el desgarro de su garganta se despoja de la rabia que hay depositada en alma.

Si la vieras caminante de una vida que le ha puesto tantas trabas como han podido las oportunidades, siempre es escondite en su morada, llamada hogar. Lugar en el que está a cubierto de miradas incomprendidas, risas sin sentido o acusaciones jocosas. Había algo más que terror, Había miedo en su vida.

Quizás anduviera por la senda del escondite, por la calle de la desidia contenida, puntos de encuentro en los que sentirse en paz, en los que no es la figura a la que todos señalan. La imagen de ella misma, distorsionada por los charcos que ahora tiñen la ciudad, la visten de un grisáceo atardecer en los que llorar es algo normal y habitual.

 

Si la ves llorando y escribiendo, no temas, es su forma de hacerse notar con miradas con las que no se siente incomoda, cohibida o censurada. Ella es en realidad un cielo de gris de café en el que sus letras tiñen de colores, las más tiernas letras. De su puño, inventará los cuentos de princesas rebeldes, las historias más locas y los sucesos donde perderse entre lluvia o quejumbrosos dolores. No hay excusas, no hay solitud, cada personaje es un reflejo de ella, no está sola, pues la vida aunque pareciera la triste historia de una chica solitaria, está repleta de la luz que ella arroja a los momentos en soledad.

 

——————————————————

¿Cómo abordas tú el miedo?

 

Historias con «K»

Publicado por historiasconk

Soy Blogger desde hace algunos años en: El Rincón de Keren y me vuelvo a reivindicar con este nuevo blog, más personal.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: