El cierzo humano, a veces animal.

¡HOLA, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! …Quería decirle al viento que lo que un día derrumbo con aires arremolinados con carácter destructor y a veces elevándome dejándome inerte. Fue solo una señal.  El aire llena mis pulmones y a sabiendas que a gran exceso puedo caer, me sirvió para darle el empujón aSigue leyendo «El cierzo humano, a veces animal.»

Anuncio publicitario