Prosa: ‘Númen’

¡Buenas mis asiduas/os!

Les comparto un escrito que dejé anotado en mi libreta hace unas semanas, con la esperanza de que les guste.

<<Númen>>

Inspiración en versos nocturnos que despiertan la calma y en la que la purpurina es atrezzo en mi alma por un agradecimiento, un “hola”, una palabra de aliento o un beso que cubrirá las horas de esa bruma color de rosa empalagosa. Es esa ensoñación al victorioso desenfreno de la rima satisfactoria: la antesala a las sensaciones plenas por la cacofonía de su poesía en sus acentos.

De súbito, me vendrán al pensamiento momentos agradables, de dicha, ilógica saciante, con palabras que logren ensalzar todo lo que un día sentí, paseando de la mano, donde unas piernas tiemblan y el corazón curiosea, se dejaba querer para torrentes de una furiosa emocionalidad flotante, en los confines de un primer amor bien llevado. Aunque antes pasarían otros, el verdadero sentir y latir lo desquilibrarían al cuerpo que se estremece con una mirada, con un rozar de sus labios y la risa momentánea: Tardío pero arribado.

Largas noches aposté y me derrumbé. Quisiera no sentir tanto, quisiera que éstas letras que a veces apuñalan en mi mente, no se convirtieran en aguijones invertidos. que mi mente no jugara al escondite para agüarme el amor. Quisiera ser agua que se para a reflejarme así cómo tú me ves a mi, sentirme cómo tú me sientes, salpicarme de tus reflexiones que tanto han inyectado a la imaginación y suspirar extasiada de ese afán sosegador y descubridor, que tiene tu alma impregnada de bondad y aleteos de ternura.

Eres cómo un pájaro que se posa sobre mi, a veces frágil, a veces perturbante, pero siempre encuentras el equilibrio, lo encontramos.

Insaciable tozudería. Valentía a este cambiante carácter donde una mañana de tinta emborra un día gris y lo cambia por uno iridiscente.

Somos el equilibrio a base de malabares que empuja, extrae con cuidado y acaricia mediante la voz meliflua e inefable a los problemas. Aullaremos en la tormenta que a veces se muestra para quebrarnos queriendo que la imperiosa manía prosaíca de transformarte en letras a tinta no se destiña. Para que se adiera a tu pensamiento inquieto, a tu corazón aventurero, a los achuchones, a la buena lucha, para darnos con la mirada furtiva que nos hará sonreír y cree la magia. La que te describe y brota de ti, mi númen, mi atar, mi desenredo, compostura y mis meteduras de pata. Sin olvidar mi batir del corazón , mis pulsación aceleradas hallando el candado de la caja mágica sellada, salvaguardando las miradas, listas para los agrados, lo piropos al oído, el rostro bobélico dejándonos dar a los tranquilos fines de semana donde todo es calma.

Mi númen,

Mi tinta clara,

Mi alma,

Mi herida,

Mi alegría y desidia

Pero siempre …

Mi inspiración.

Gracias por leer,

HISTORIAS CON “K”

Anuncios

2 comentarios en “Prosa: ‘Númen’

  1. Eres cómo un pájaro que se posa sobre mi, a veces frágil, a veces perturbante, pero siempre encuentras el equilibrio, lo encontramos…

    Igual no era tu intención, pero me recuerda a algún amor platónico que tuve que no se decidía. Que a veces parecía que me hacía caso,y a veces no… Seguro que le hubiera leído estas palabras. Parecen más para un amor correspondido, pero no sé, me trae a la memoria gente que ha pasado por mi vida.
    Me encantan tus textos.¡Nos leemos pronto!.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s