Diario con «K»: Porque no puedo

¡BIENVENIDO/A A ESA HOJA DE DIARIO DE HISTORIAS CON «K»! ESTÁS EN DIARIO CON «K» Donde me despojo un poco sobre lo que me sucede y a veces, hasta reflexiono; si deseas reflexionar conmigo será un placer desde los comentarios, cómo siempre.

Esas ganas que se le sucedieron no eran normales. Solo habían hablado durante meses por chat y entre lo picante y lo excitante de sentir que aun causaba deseo a una joven que para la buena verdad podría ser su hermana… le hacía sentir hermoso, poderoso, volvía a sentir alegría aunque ello les llevara a conversar de madrugada y siempre a hablar en susurros bien entrada la noche.

Lo que le gustaba era que era realmente atractiva, tenía unos pechos sugerentes, un culo achuchable y unos labios que estaba deseando probar. Con la nueva normalidad quedar para hacerse el uno del otro, tomaba más riesgo la posibilidad de contagio pero eso a Ernesto no le importaba, cuando pensaba en ella se le ponía cómo una roca y a ella parecía que le excitaba hablar de temas calientes. No era reprimida con ciertos temas, al revés, no le asustaba hablar de relaciones sexuales o de posturas, deseos ocultos o cosas que tuvieran que ver con el sexo. Aquella situación le mantenía interesado y sobre todo, con la posibilidad de volver a mojar después de casi un año de mascarillas y vacunas. Con ella, hallaba la posibilidad de que este mal rato que estaba pasando la sociedad mundial, sería meramente pasajero además de sentirse especial por unas horas.

Después de un año de pandemia y con todo más relajado, había llegado el momento de ponerse cara pero la población volvía a su reguero y vida cotidiana así cómo que volvía la esperanza y las nuevas ilusiones, por ende la posibilidad de retomar la vida de casado que tanto le había causado amnesia durante la pandemia. Sobre aquella chica con la que hablaba… No sabía, quizá era algo pasajero.

***

Hay tantas historias cómo libertades que se esconden en lo más hondo de nuestros sentires.

Porque no puedo me rebelo, no te hago caso, me salto las normas o por el contrario no sigo las normas… En un artículo leía la idea de que las mujeres buscaban dar vida tras una situación dificil en la vida. Y si los hombres hacen aquello que no pueden hacer en situaciones en las que ellos mismos no pueden ( inserte el qué), los jóvenes buscan o ansian ese poder de libertad y los que van a su bola, tan solo o ya es mucho que quieran tener una vida tranquila.

Escribo esto para hacernos recordar, para no olvidar, este desatar que ahora viene con el síndrome de la cara destapada para algunos, el libertinaje para otros y para los más retraídos la tentativa de tener que volver a rehacer sus vidas. Hemos estado a punto de morir, hemos perdido a gente por el camino, hemos sentido la muerte, hemos carecido de nuestra propia libertad y ahora podemos, dentro de lo que cabe, dedicarnos a aquello que queremos, salir a la calle, o poder asistir sin restricción a ese evento que tanto se nos ha prohibido. Sobre relaciones sexuales, no olvidemos que un sexo seguro y libre conlleva la utilización protección ayer , hoy y siempre sin embargo, por otro lado creo que moverse por corrientes en las que se nos pida que hagamos aquello que nos resulta incómodo o no nos encaja NO ES UNA RELACIÓN SALUDABLE.

Y por que no puedo, se sucede que busco experiencias excitantes, por que «solo lo hago para que el corazón me vibre» Pensemos con sensatez, estamos aquí para romper límites teniendo en cuenta nuestra situación pasada menos entonces, jugarnos nuestra salud, en cambio concebir que estamos aquí habiendo superado algo tan grande cómo una Pandemia, debería en la medida de lo posible, darnos ese aunar de todo lo que hemos ido recolectando de buenas vibras, de temores que hemos resuelto o que estamos trabajando.

QUIZA EL «PORQUE NO PUEDO» en mi caso, es poder hacer todo aquello que antes de mi divorcio no podía hacer cómo ser mi mejor amiga, ir al cine, pasear por horas sola,. ver el atardecer y sus colores, tomar café en una terraza escuchando el silencio de la mañana o el olor de la mañana o del campo, esa escapada que llevo imaginando a ese lugar con encanto… no te hablo de proyectos, sino de esas pequeñas cosas que pasan inadvertidas porque no prestamos toda la atención o la necesaria…

Y PORQUE NO PUEDO, Es ahora, un motivo por el que llevar la contraria a mi día a día o mi día de descanso…

¡QUÉ NADIE TE HAGA MÁS LLORAR, CORTANDO TUS ALAS AL VOLAR, QUÉ VUELVAN TUS GANAS DE VIVIR! – Malú ft. ,Manuel Carrasco

GRACIAS POR REFLEXIONAR CONMIGO

CON AMOR

XXXXX K

HISTORIAS CON «K»

Publicado por historiasconk

Soy Blogger desde hace algunos años en: El Rincón de Keren y me vuelvo a reivindicar con este nuevo blog, más personal.

5 comentarios sobre “Diario con «K»: Porque no puedo

    1. Hola, Reve!! Espero que estés bien. Me alegra que te guste este post. Esto me anima a seguir avanzando. Me alegra que estés animado. Quiero ver esas fotografías de la ciudad eh?! Yo a ver si me voy a pelu para poder salir un rato por ahí que me apetece mucho hacer fotografías. Siempre lo postergo, jeje!! Feliz inicio de semana. Abrazos, con permiso siempre. :)))

      Le gusta a 1 persona

      1. Voy a estar bastante sin publicar mientras los médicos me usan de cobaya, pero siempre que pueda iré recopilando aquellas notas para si puedo volver tener cosas nuevas que compartir, iba a intentar no leer mucho pero me cuesta no pasar por tu Diario y leerte, un abrazo enorme.

        Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: