Tarea para el hoy (V) : Cuidarse en el “Yo” Inteligencia.

Buenas mis lectoras asiduas, (y a ELLOS)

Estoy tomando por costumbre este tipo de tips y es que, si puedes ayudar desde tu propia experiencia, el mundo, puede ser un lugar mejor ¿no creéis?

En el tema de hoy, si les digo la verdad no lleva un nombre específico, por eso, para englobarlo, y hacerlo más cercano, Le he puesto ‘cuidarse’. No me refiero a hacer dieta, ni hacer deporte, (aunque sea muy bueno) me refiero a lo emocional, a los sentimientos y a las rabietas. Y ahí, es dónde comienza mi historia, pero antes, les comento lo siguiente.

¿Cuántas veces has podido con todo y hubo un momento qué pensaste que ya no podrías hacerlo, y con ello surgieron las discordantes conversación entre tu pareja y tú?

Amar, en ningún caso es complacer. Y si en alguna ocasión has tenido que dejar todo para atender a tu pareja… STOP! ¡ES CONTRAPRODUCENTE!

No solo es malo porque una persona EN NINGÚN Caso debe ocupar todo tu tiempo. A ver, me explico. Hay mujeres ofrecemos toda nuestra atención y tiempo a aquellos que queremos pero Ojo! Eso no significa que nos vayan a ofrecer ese mismo tiempo que hemos invertido y ofrecido, lo que puede conllevar frustración. “¿Porque yo dejo todo para atenderte y tú, no puedes hacer lo mismo por mi?” – ¿Te suena?

No se trata de dar todo nuestro tiempo, al fin y al cabo, puedes repartirlo en pequeñas dosis, además ese comportamiento te hará desear más tiempo de ti misma y te enrabiaras con tu pareja con pequeñas excusas, que que irán en aumento, por no haber sabido dedicarte ese tiempo para ti. Puede ocurrir y si este es tu caso, tomemos inteligencia del yo:

Inteligencia del yo

Puede parecer egoísta pero dedicarnos a nosotras, a disfrutar en soledad, y nuestros silencios puede dar la sensación de no ser justas con los demás. Pero el cuerpo te lo pide cuando reclamas esa atención no recibida de esa persona:

  • Te conoces: Hazte caso, escúchame, cuentas con la ventaja de que algo, por poco que sea, conoces lo que te gusta. Guíate por ese impulso que te lleva a pensar en ti, porque si no lo haces tú, ¿quién lo hará? Es tu tiempo y tu cuidado.
  • Ocuparse de si misma es independencia: Todas necesitamos espacio, y ese espacio, nos proporciona independencia. No depender de aquellos que nos llaman, nos preguntan o nos hablan. Es sano emocionalmente y aprenderemos a valernos mediante la soledad.
  • Soledad de nuestro lado: Constantemente huímos del estar solas, parece que tenemos miedo a escucharnos y sentirnos. ¿Tanto miedo tenemos? Descubre eso que te gusta y apasiona cuando estás sola. Puede ser desde ver una película en casa sola, hasta esculpir o crear objetos. Todo suma. Verás que a la hora de estar sola, no lo atañeras como una amenaza de la que huir.
  • El tiempo que te dedicas es recompensado: Lo que te voy a decir, es duro, pero la gente cuando no sabe de ti, se interesa más por lo que estás haciendo, lo que consigues, lo que superas y lo bien que se te ve. No se trata de trazar una estrategia para que pregunten ¿Qué hará fulanita? Se trata de que cuando logres estar bien con tus momentos en solitario será más llevadero la vida conjunta, entre amigos y familiares. Lo ideal, está claro, de vez en cuando preocuparse por los demás. Pero para ello, DEBES SANARTE A TI.
  • Si no te escuchas: Si optas por no escuchar eso que te pide el alma a gritos, estarás triste, frustrada, apática, puede que sin ilusión y lo que es peor con rabia acumulada por no ser valorada, porque buscaras esa atención en los demás. Por eso escucha lo que radia tu alma.

Mi historia no es más que una conversación telefónica que no duro más de 15 minutos. ¿Porque dedidacaba y dejaba todo por atender a los demás? Cuando me ocupaba de mis cosas, tareas, limpieza, escritura, Fotografía, mi cuidado dietético…etc no me molestaban esos 15 minutos. Esa discusión interna generó rabia focalizada en mi pareja. Pero analicé la situación, lo que quería no era hablar más rato, quería dedicar más tiempo a mis cosas y por el hecho de dedicar ese tiempo a escucharle a él en vez de más a mi misma, causó una discordia.

Tomé el control, fui mi propio psicólogo, localice el problema y Le puse solución.

Dedicarme más a mi misma para poder estar con los demás.

Espero que te haya ayudado esta entrada. Entre todas, podemos ayudarnos, deja tu truco o tip para cuidarte, ¿cuál es tu inteligencia del yo?

Gracias por vuestra lectura.

©Historias con “K”

Un comentario en “Tarea para el hoy (V) : Cuidarse en el “Yo” Inteligencia.

  1. Magnífica exposición de un problema no pequeño, amable Keren.
    Comparto tu mensaje y tu velada denuncia.
    Como ejemplo te diré que hace poco una amiga me dijo: “Me enamoraría de un hombre como tú porque tienes aire de golfillo y como es lo que hecho toda mi vida, así me ha ido” – Nos reímos los cuatro como nunca – Mi amiga es una muy buena conversadora.
    Feliz viernes dulce Keren

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s