Diario con «K» : Donde todo se puede…

En esos recovecos de la mente donde pensamientos y reflexiones se suman a la noche.

¡Os doy la BIENVENIDA A HISTORIAS CON «K» una vez más! Aunque sea repetitivo y aunque sea cansino. Hoy te dejo esta nota de Diario para que puedas dar rienda suelta a tu imaginación y superación.

Donde un día hubo inquietud, donde la desidia el camino y trampolín al desquicio quiso morirse…

Cuando hallando respuestas en esos días de huida, se lo encontró.

– Pareces angustiada. Debe haber sido algo realmente importante.

-¿Perdón? Estaba en mis cavilaciones… Y… – un nudo en la garganta impidió continuar

-Yo solo sé que cada tarde cuando cae el sol, vengo cerca del mar a ver a la gente. Es posible que pueda hacer otras cosas, pero ya ves, después de una vida plena, me tomo la vida con calma- dijo con suficiencia el viejo

-¿Una vida plena? ¿Está casado?

-Hey hey! Yo no he dicho tal cosa. Creo que sí las personas a veces se toman muy apecho las pruebas que nos pone la vida y lo toman como una responsabilidad que acatar más que de algo de lo que aprender…
– hizo una pausa para ver su reacción

-Es posible, pero entre que no se llega a fin de mes, que ya no hay amor ni nada que me haga continuar en esta vida… ¿Cómo puedo tener una vida plena?

-Tú tratas de comprender y no de aprender de lo vivido , tal y cómo te comentaba. En efecto, el mayor logro de la vida es vivir con plenitud, a mí me gusta dar de comer a las palomas en este banco porque siento que tienen a alguien acudir, no me siento solo y ese ratito que salgo a la calle, me olvidó de todo, a veces coincido con amigos y otras conozco a gente nueva, a veces estamos de acuerdo en mucho y otras en nada. Pero si alguien no está para disfrutar, no me enredo mucho, sigo dando de comer a mis palomas.

– Entiendo…- pero no era así

-En todo caso puedes saber, pues a veces, uno sabe qué es lo que le conviene y otras no, anda dando vueltas sobre una misma cosa, cómo cuándo se empeñaron en hacerme ir al bingo, es un sitio ruidoso y cerrado, a mi siempre me ha echo bien el mar, la paz, la tranquilidad, el ambiente familiar… Es lo que me llena.
Me satisface y me alegra. Todo lo demás… Es aditivo. Pero hay aditivos buenos y malos… No tan buenos y no tan malos
Eso me hace sonreír.

– Creo que comienzo a comprender que si no estoy bien en un sitio, no tengo porqué empeñarme en estar ahí… Creo… Creo… ¿Oiga? Será posible que me haya dejado con la palabra en la boca para tirarle la caña a la vieja… – Se sorprendió riendo cómo no lo hacía en años. Comprendió que no valía amargarse tanto cuando hay opciones.

XXXX CON AMOR

Historias con «K»

Anuncio publicitario

Publicado por historiasconk

Soy Blogger desde hace algunos años en: El Rincón de Keren y me vuelvo a reivindicar con este nuevo blog, más personal.

2 comentarios sobre “Diario con «K» : Donde todo se puede…

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: