Relatos y Cuentos: Caperucita ya reflexionó

¡BIENVENIDOS A HISTORIAS CON «K»!

Me gana la desesperación de dar de lo que hablo. Pero aunque ya hayas léido EL LOBO hoy te dejo este cuento o relato, cómo mejor se ajuste a tus necesidades con las venideras noticias de San Valentín o cómo ye le llamo, SAN VOMITÍN. Que estoy en ese estado del final mejor. Para entender mejor, te invito a la historia.

CAPERUCITA

Solo se que ayer te vi, que no dejo de pensar en ti, y que ahora que lo pienso, he vuelto a mirar el móvil una vez más. Miro, y estás conectado; no puedo dejar de pensar en qué me dirás, en si debería escribirte. Cierro rápidamente la conversación y tamborileo un buen rato, escribo en mi diario y vuelvo a mirar las fotos de mi galería en las que sales sin camiseta. Miro tu torso y voy bajando hasta encontrarme con tus pantalones. En esta foto, solo sales tú. Sé que no debería mirarte tantas veces ni de esta manera, pero es que cada vez que miro como se te ponen los músculos cómo piedras, algo en mí, se contrae y se abre y toda la emoción comienza a recorrerme por el cuerpo con tembleques que no logro controlar. Será porque me imagino que me rozas, que me susurras lo mucho que me quieres y ardo en deseo…

Vuelvo a mirar la hora y abro la conversación. Veo que me estás escribiendo, y mi alegría aumenta. Estoy ansiosa por recibir tus palabras cómo lluvia de mayo. Me envías un mensaje deseándome una buena semana y me preguntas cómo me ha ido el fin de semana, creo que voy a estallar de emoción. Salgo de la conversación para no parecer desesperada. Espero uno o dos minutos, y contesto. Una línea y otra línea, un párrafo muy largo seguidos. Dejas de escribirme y mi pensamiento vuela ¿Habré hablado demasiado? ¿Estará con los amigos? ¿Estará borracho y por eso me ha hablado? Odio cuando bebe, se pone pesado y sus bromas son pesadas. La última vez, mientras lo hacíamos, me llamó guarra mientras me penetraba y gritaba mi nombre al ritmo cabalgante de “eso es lo que querías, ¿verdad?” No sé porque me quedé callada, preferí eso a seguirle el rollo. Porque sabía que si le decía que no, le cortaría el rollo o se enfadaría. Me da algo de miedo cuando, cuando me dice que no salga sin ninguna de mis amigas, que si se entera que me ha visto con otro, se le va la pinza… Yo sé que me quiere pero a veces pienso que es excesivo, no sé, es su forma de demostrarme que me quiere.

Pero mi amiga Carla, me lo ha dicho bien claro, “Eso no es amor Irina” “Si de verdad te quisiera querría lo mejor para ti y te respetaría tanto si estás con él cómo sino” “Lo que tienes que hacer es mandar a tomar por saco a ese energúmeno” Yo sé que algo de razón tiene mi amiga, pero siento que estoy enganchada a él , la otra vez, me gasté el dinero que me dio mi madre para salir de fiesta, en ir a verle a Cornellà. A la otra punta de Barcelona para que le hiciera una felación y se pusiera a jugar con los videojuegos.

Recuerdo mis llantos y lo mucho que me lo recordaba mi amiga Carla, siempre lo hace cuando discutimos Jony y yo. A menudo se busca bulla con el primero que me mira, pero ellos no tienen la culpa, la verdad es que voy muy provocativa y siento que eso les llama la atención demasiado. He decidido cambiar de vestuario por Jony, a el le gusta más y así está contento y no me la lia. Pero, ayer me miré en el espejo y mi mejor amiga, me dijo al oído mientras se hacía fotos para el Insta:

  • ¿Tú crees que una chica de tú edad vive así? Con miedo, tapada hasta los dientes, cómo una monja, haciendo el menor ruido para no molestar ni alterar el humor de los demás hombres… ¿Tú crees que eres feliz así con Jony? Amor, es respeto en la libertad de quererse y que, a pesar de estar separados, quiera verte feliz y contenta. Eso es lo principal. Además, una pareja no está discutiendo día sí y día también. ¡Qué han pasado seis meses y pareces María Teresa de Calcuta! Esto no es vida, amiga mía. ¿Sabes que es amor? Mirarte al espejo y comerte tu misma por la mañana y decirte al ponerte el último modelo que nos hemos ido a comprar vibrante y lleno de colores, ¡QUÉ COJONES, ESTOY BUENÍSIMA! Y salir con tus shorts, tu top y disfrutar de ese último baile de madrugada con la gente que te quiere, que se preocupa por ti y quiere verte jodidamente feliz porque alguien que te hace mojar la almohada todas las noches, no merece tu amor, para eso, mejor quédate sola. Sola con tu amiga, con tu hermana mayor o tu hermano mayor con los colegas de clase o del skate o del básquet y que le den a esa antigua vida, TÚ VALES MÁS QUE ESAS NOCHES DE MIEDO Y TRISTEZA. Porque lo que de verdad importa es pasárselo bien, eso, es lo normal. Y pillar una cogorza de aúpa, nena — echó una risotada que me contagió y me quite el jersey que cubría toda mi silueta. Me puse una camisa olvidada que tenía con un escotado y una minifalda. Y hasta que decidiera decirle que no quería seguir con él mi tiempo sería para mí y mis amigas.

Había olvidado lo que era Salir de fiesta hasta que te duela el estomago de tanto reír. Había olvidado las noches de pijamas  y pelis ñoñas o chorras en las que nos pintarrajeábamos y hablábamos de tonterías, hacíamos el payaso y nos mimábamos, eso mismo, nos dábamos mimo mutuamente hasta sanar, eso hice. Y Cuando estuve lo suficientemente fuerte, cerré la puerta en las narices a ese pringado.

No fue fácil, tuve que aprender que un amor te quiere libre en lo bueno y lo malo, incluso si hemos discutido, desearte el bien. Que el amor y el respeto van de la mano, que lo que yo quiero también es importante, y sobre todo, que hay muchas personas, no necesariamente chicos, que me quieren bien.

A mi amiga X,

Gracias.

Publicado por historiasconk

Soy Blogger desde hace algunos años en: El Rincón de Keren y me vuelvo a reivindicar con este nuevo blog, más personal.

3 comentarios sobre “Relatos y Cuentos: Caperucita ya reflexionó

  1. Tener el apoyo de las personas que realmente te quieren por sobre todas las cosas, es indispensable para salir de este tipo de situaciones. A veces, por más independientes y seguras que seamos de nosotras mismas, caemos en situaciones de dependencia y miedo a estar solas. Siempre es bueno abrir los ojos con ayuda de las personas que realmente nos quieren bien (no necesariamente chicos).

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, PriB! Bienvenida,
      Exacto, la idea es que tengamos en cuenta que estar, no estamos solas. Siempre hay alguien a quién podemos acudir. Y, así es, no necesariamente chicos. El amor de amigos, de familia, están ahí.

      A veces, parece, o creemos que no tenemos a nadie que se preocupe por nosotras, pero eso no es así. Hay que fijarse.

      Recordar, también, que éste rol, es el perfil de un acosador maltratador, por lo que , una vez más, esto no es el verdadero amor.

      Agradezco que hayas pasado por este humilde blog ,y además, hayas comentado. Feliz día, gracias por pasar y dejar tu opinión.

      Nos vamos viendo ❤😘

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: