EL FINAL DE LAS HISTORIAS

Buenas, la verdad es que no sé cómo despedirme, entre los que me habéis dicho siempre que no lo dejara y los que me habéis dejado comentarios, se me hace difícil. Pensaba dejar esta entrada para el #Lunes pero la verdad es que quiero acabar con esto, cuanto antes y al mismo tiempo quedarme, porque através de la literatura he sabido que es mejor cuidarse a una misma, que dar importancia (O demasiada importancia) a lo exterior. La gente no te valora lo suficiente. Por eso, si eres mujer, mi consejo es que nunca le des toda la atención a una sola persona es posible que la interpretación, no sea la misma que la tuya. Estar en redes sociales, exige un nivel de NO CONTAR LO QUE TE OCURRE, al que ahora mismo no puedo responder. Muchos sabeis que en muchísimas ocasiones he hablado de mi. Algunos lo tomaban cómo el echarse las manos a la cabeza, pero sinceramente, y con la mano en el corazón, yo, no tengo con quien hablar. Las personas con las que hablo están muy lejos de mi, y a fin de que no se convierta en un circulo vicioso porque sé que a la mayoría les gusta el salseo… He decido aunque me de mucha vergüenza contar de una vez por todas todo por lo que he estado pasando: Entre otras cosas, lo que no me deja avanzar es mi separación, En septiembre de este año, terminé una relación de 12 años con un andaluz que me ha dado más tormento que alegrias, por eso, y por todo lo que tuve que pasar, me refugie en la escritura. (Ya lo hacia de pequeña pero fue la confirmación de que realmente adoraba escribir) En mi vida, ya sabéis que hubo una profesora que me dijo que ya me había pasado la edad para escribir, ¡y tenia 15 años! Más tarde con las relaciones de pareja fue una odisea de la que nunca me he recuperado, fallidas cómo dañinas, en el intituto también se metían conmigo y no he tenido amigas de verdad, pues todas me han ido utilizando a su merced, no puedo decir que los hombres hayan sido la excepción y a raíz del estrés que sufría, me diagnosticaron una enfermedad, algunos de vosotros ya lo sabéis, otros, os lo imagináis, y se que habéis estado cotilleando sobre ello. Las redes sociales exgien en mi, un nivel de comptetividad para el que en este momento, no puedo dar rienda suelta. Y digo competitividad por que todos estamos a la orden de que nos hagan CRECER.  Esa famosa frase y que todos repetimos alguna vez en nuestras vidas blogueras. A todo esto, se suma el gran trauma de mi vida, y que cómo no soy capaz de expresarlo en este contexto, cree un relato en prosa que envié a un cantante (Ayax) (Con la cantidad de mensajes que deben de llegar, no creo que lo haya leído) ME ARRANCO LA PIEL 

A papá le asusta la buena amiga de mamá los luceros de su reina, su negritud y su defensora en la tempestad.

Morí en las sabanas mientras tocaban esas montañas, como la montaña a la que me subo para gritar la aberración, ya no tiene solución. Y le pregunté cuan bonita era su hija adoptiva, “¿A ver? Eres muy guapa” tan guapa cómo el alivio después de cada siesta en los gritos que intentan salir de los recovecos de este cuerpo delgado, bien formado, atractivo para todo iluminado, la tienda de chuches para todo ser encandilado.

Me animo a la fiesta y los brebajes, donde una noche es la perdida de memoria, si alguna vez has conseguido olvidar el ayer, pero siempre vuelve y arremeten las montañas y ese presente que se repite, cómo las palabras que siempre resuenan en mi cabeza “Nadie te quiere” por allá irá el verdadero padre biológico que nunca quiso saber “Nadie te quiere, no te quiere nadie” y si de saber es entender, entorpeciendo la sanación encuentro la perdición, ni fiestas, ni alcohol, ni humo que tapone los problemas, ¿Algún alivio que me ayude a olvidar las penas? Sola con mis pensamientos, una libreta y el agua sucia que se hace ansiedad, ya vienen los pensares los míos y los que ido acumulando, ahora ya no es solo la mía, he acuñado al diablo en mi cabeza, no reconociendo, desvariando, gritando, llorando “Mátame, no quiero vivir” como los errores que vuelven a salir: se la han pasado como un porro en suelo para el adicto que quiere aprovechar unas caladas y volar, cuando éxtasis ha llegado a su cumbre, por fin la dejan marchar, como si no supiera que la acabáis de mancillar. Endeble, decaída y desvariando, soy sola, yo y mis pensamientos, gritando por dentro, a la calada de tabaco. ¿Exageración, exaltación, miedo o terror?

NIÑA como fue enjaulada en la chica bien, ya no quiero ni ser ni parecer. Me marcho a la rumba y el flamenco, alcazaba de luz y su embrujo andaluz. La enamoró, así cómo la aprovecho, cuando el dinero manda por encima del valor, del amor, del respeto. Vuela un empujón, y se produce el apagón, los espasmos llegan siempre de noche, siempre enferma, siempre frágil, más aúlla lo que no está, saca los dientes aun febriles, ya no me callo, ya no me niego estoy aquí aunque mis sueños has hecho tuyos mientras yo dormía por un desahogo, otra vez, esas montañas, el monte venus y la excitación de tu bragueta. Me has envenenado con tu falso engaño, jugando al as de póker “Si te marchas me mato” “Pues lárgate de esta casa” sin un chavo en el monedero, se lo ha gastado con otro mesero.

Llanto insoportable, gritos de soledad, rabia y palabras, alguien me dijo que debía escribir. Pero cuando lo que siento es más grande que mis propias palabras, estallo en gritos y ansiedad. Las voces del ayer retumban con el miedo y el añoro de una familia “Te lo dije” no voy a volver a casa. Pero casa quiere que vuelva y casa quiere el que se casa más yo me marcho recordando los inicios, el amor se ha ido por la trampilla.

Mi hogar que me vio crecer ahora murmulla en ataques de ansiedad, espasmos y terror, mi cuerpo vibra de dolor, quiero arrancarme la piel, arrancarte de mi corazón, así como he dejado todo en aquella estación, con lo puesto y sin letras, vuelven los pensamientos, desvarío y mientras los médicos juegan a apartarme de la sociedad, “No eres nadie, no le importas a nadie” ¿Qué más darán los estudios? (Cuantos tenga) Cuando nadie asoma en la bandeja de entrada, un puto mensaje, solo necesito saber que os importo. Pero sola sin amigos de sangre, con el currículo lleno de sangre y los suspiros melancólicos llena de desesperación.

Llorar y desfogar, letras y agua sucia, mente inquieta y llena de culpa, a los hombres solo les importas mientras sientan que ERES UN RETO… ALGO NUEVO… ALGO INDESCIFRABLE… CURIOSIDAD… MISTERIO … MORBO… 

Mientras… me arranco la piel.

FIN. 

QUIERO DECIROS QUE ESTOY EN UN PUNTO EN EL QUE, NADA ME ANIMA, NADA ME HACE FELIZ, HE BATALLADO CON QUE ESTO ES LO QUE ME GUSTA, Y SIEMPRE TENGO QUE LUCHAR CONTRA AQUELLOS FAMILIARES QUE LO VEN POCA COSA. (COMO SI TRABAJAR, FUERA MÁS IMPORTANTE) 

ENTRE LA SOLEDAD, LOS MOMENTOS SENSIBLE, Y LOS MOMENTOS EN LOS QUE QUISIERA, NO CONTAR MÁS DE MI. POR ESO, ME RETIRO DEFINITIVAMENTE, DE LAS REDES SOCIALES. ALGUNOS EN INSTAGRAM HAN ENTENDIDO QUE NO ME HACE FELIZ, NO ES ESO, ES QUE SI NO ESTOY AL CIEN POR CIEN, NO LO DISFRUTO, Y NO QUIERO HACER ALGO POR OBLIGACIÓN. PERO AMO LAS LETRAS, Y SIEMPRE LAS AMARÉ. 

RECORDAROS QUE EN MI INSTAGRAM PUEDE QUE AHORA DEJE ALLI LO QUE VOY HACIENDO EN MI VIDA. AL FIN Y AL CABO, AHORA NO ESTOY ANIMICAMENTE A LOS CIEN. CAMBIARÉ EL USO DE LAS REDES SOCIALES (DE TODAS) ASÍ QUE … 

AUNQUE ME DUELE, DESPUÉS DE UNA SEMANA MEDITÁNDOLO, OS DIGO ADIÓS. 

GRACIAS A ESAS VISITAS Y ESOS 200 SEGUIDORES DEL BLOG, ESOS QUE HAN IDO Y VENIDO, Y A LOS QUE HABÉIS ESTADO DESDE LOS INICIOS, A LOS NUEVOS Y SOBRE TODO, A LA LITERATURA QUE ME HA PERMITIDO PODER EXPRESAR MIS TEMORES Y MIS ALEGRÍAS. 

ADIÓS A TODOS, TODOS SOIS PARTE DE MIS HISTORIAS.  

©️Historias Con “K”

2 comentarios en “EL FINAL DE LAS HISTORIAS

  1. Aunque últimamente no ando mucho por aquí, leo tu despedida con un poco de pena. Espero que podamos seguir leyendo tus historias con K más adelante.. El tiempo es siempre un buen consejero y prefiero que decir “hasta luego”, que es como dejar una puerta entreabierta…

    Un fuerte abrazo, mucho ánimo y “hasta luego” 😉

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s