Fotografías móvil: Excusas reflexivas

by HISTORIAS CON “K”

Pasé por la carretera de la vida, en la que no tenerse era una excusa para no ahondar en el interior. mirando el ordenador o el móvil para no perder esa cordura con el tiempo. Y bien, ahora ya no había esxcusa; el tiempo ya no era el mismo.

El tiempo sacudía el día con el sol que acostumbrada al calor sureño, se hacía reconocedor de un clima que ya no era solo del los tropicales. Queriendo seguir la linea del tan típico «¡Qué calor hace!» sonreía hacia mis adentros cómo si se mezclaran los dos mundos en uno solo para recordarme que hoy soy. Aunque no en toda mi esencia, pues ahora, aunque voy hacia donde quiero ir, parece que el trayecto se hace lento. Y me angustia, me socorre el café y una caminata, que ahora recuerdo, no fue tan mala.

Lo malo de no saber a donde vas, parece ser que en realidad, es otra excusa más para hacersee preguntas, y «¿Dónde voy?» o «¿Hacia dónde quiero llegar?» no parecen ser preguntas tan distintas cuando el corazón ya ha puesto un destino y la mente impaciente todo lo quiere, todo lo niega y todo lo infravalora. Y esa reflexión, la que a veces, invita a callar y amputar el disparador para quedarse solamente con aquellas dos preguntas. No es impedirse, es no anticiparse. Y me cuesta, pero hago el intento.

Intentando no caer en lo a veces creemos que es un todo contra todos, a veces, me elijo a mi, otras elijo a aquellos que me miran con buenos ojos familiares, y a veces me hago la revisión por entenderme desde mi propia voz. Porque sabe a sobebia pero escucharme en este recorrido en el que todo ha cambiado para darse cuenta que hubo un día que no fue posible y ahora sí, ¿A caso no es un primer logro? cuenta, y cuento que hoy voy un poco más sosegada. Aunque cuando comienzo con este estado tan reflexivo, acusan las comparaciones y lo no conseguido. Otra excusa para no dejar de pensar. El pensamiento ya trae consigo el trajín de no quedarse con lo bueno, el mecanismo hace la fuerza y los nervios otra absurda labor de no dejar fluir mientras ese está pululando. Habrá momentos, que no se podrá, pero sé que habrá muchos otros, que un rato escapando, volveré a mi remanso.

y me pregunto: ¿Esta excusa, no será buena para darme de bruces con la realidad, mi verdadera realidad?

Sigo reflexionando…

TORRES I BAGES (La Maquinista)
BARCELONA

(*) Al llegar a casa, la gran mayoría de fotografías, no se habían quedado en el dispositivo, así que, siento traeros solo dos. Y no tenía ganas de subir un ‘selfie’. Gracias por reflexionar conmigo.

HISTORIAS CON “K”

2 comentarios en “Fotografías móvil: Excusas reflexivas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s