Relato Corto: Dos Palabras

¡Hola mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores!



Como muchos saben, de vez en cuando hago mis propios retos con palabras 
creando relatos mediante una palabra o dos.
El problema es que no lo hago a menudo. 
Pues bien, voy a mostrarles el de hoy:

(Cliquea el vídeo para ver las palabras)







Cada mañana, peinaba sus rizos y se miraba ante el espejo como actividad ya habitual y ritual comprendido entre el sueño y el café. Escogía las prendas adecuadas y se sentaba en el taburete mientras miraba las noticias que, lejos de captar su atención, le hacían perderse en sus pensamientos.

 ¿Cómo adquirir dinero, si aun con dos trabajos no conseguía guardar durante el año? En las noticias hablaban del creciente paro, pero ella solo podía ver ocasión de expandirse y crecer cómo lo que era, una buena profesional a la que no le habían dado demasiadas oportunidades. Y aunque de momento conservaba su trabajo como decoradora de interiores, seguía trabajando para alguien más y eso, la mantenía en un estado reflexivo todas las mañanas. 

De lunes a miércoles trabajaba en un Co-work con una empresa que le proporcionaba la oportunidad de explotar su otra faceta, la de dibujante. Durante los días restantes, trabajaba para una empresa de construcción que hasta día de hoy, no daba problemas pero los recortes eran exagerados. Menos horas y menor sueldo. ¡Aquello era un disparáte! ¿Cómo se puede vivir con setecientos euros cuando hay un niño de por medio? Tenía que hallar la manera. 
Los ratos y reuniones que tenía en el trabajo, en el Co-work, le servían, ademá de trabajo, como oportunidad de aprendizaje, pero comenzaba a pensar que no traspasaría esa barrera después de casi tres años y echaba de menos a su marido y a su hijo Carlos. Los dos la hacían tan inmensamente feliz que decidió que tanto trabajo quizás no le daría toda la claridad que se merecía un tema cómo el dinero. 
Ainoha, que era decidida y talentosa, pero sobre todo consciente de que se merecía un descanso, comunicó su baja por una semana y así lo hizo. Dedicó unos días esplendidos a la familia. 
Pero su marido, que ya la conocía, sabía que por dentro, el monstruo del miedo anidaba en sus pensamientos. 
Con mirada la mirada perdida hacia el parque, las piernas cruzadas y la revista en el regazo, mientras su marido, Iker, la observaba con descaro su semblante, tras varios instantes, finalmente le hizo la pregunta:
– A ver , ¿que es lo que te preocupa?- Ainoha cabizbaja y con la mirada hundida en la revista con aparente interés no dijo nada – No seas así… Sabes que no puedo soportar tu silencio. 
– Sabes que el trabajo no está nada bien … – Alcanzó a decir

– Pero sabes que aun con todo, has logrado mantenerte en los dos trabajos y yo también. Si me vas a decir que no es suficiente todo lo que has conseguido, que Carlos no tiene nada de lo que un niño podría sentirse orgulloso… -Intervino
– Iker, es que creo que no es suficiente… Debo ser un buen ejemplo para él… – Se llevó la mano a la boca y este añadió: 
– Lo estás haciendo muy bien. ¿Sabes lo que creo? Entre lo que cobras tu y los ingresos que yo recibo como arquitecto en Marruecos, cada tres meses, sobrevivimos demasiado bien. Dime, ¿no crees que nuestro hijo está en un buen colegio, recibe la mejor educación, tiene comida, ropa …? Déjame decirte que aunque todo eso no lo tuviera, tiene unos padres que hacen todo lo que pueden por verle bien y feliz. Tiene mucho amor por parte de los dos. En serio … Ainoha… – Ainoha tenía los ojos vidriosos y cabizbaja se tapó el rostro. 
Iker que mostró su apoyo incondicional, y orgullo, con gran paciencia a su mujer y con un sentido beso sosegador, no sin antes añadir, que era una gran mujer, con los ojos brillantes y el rostro iluminado, le apostilló un beso ósculo en la mano y le espetó:

-Estoy contigo en todo lo que decidas.

Se miraron con dulzura, entrelazaron las los dedos, mano con mano, y él la volvió a besar. Esta vez, en la frente. Lo que sucediera después, ya en el hogar, quedaría para el recuerdo familiar.

Fin.
Por último, les quiero compartir un popurrí de relatos y poesías 
de hace ya algun tiempo.

 Espero los disfruten mucho.

Popurrí Literario

©️El Rincón de Keren 

Anuncios

10 comentarios en “Relato Corto: Dos Palabras

  1. Hola Keren, te lo he comentado alguna vez, pero es que una de las cosas que más me gustan de tu escritura es que consigues hacer de lo cotidiano algo extraordinario. Eres una gran contadora de historias, y en esta ocasión, el personaje de Ainhoa es muy rico en matices reflejando con ello a mujeres que pasan por la misma situación y que en este caso cuanta con el amor familiar como apoyo en su transcurso vital. Reto más que superado.Un abrazo de cine 🙂

    Me gusta

  2. Hola Miguel, Me gusta intentar que las personas se sientas identificadas. Quizás lo consiga o no, pero de que me divierto, seguro. Ainoha al igual que muchas mujeres en su vida, lucha con el estigma de ser un buen ejemplo ¿Y no es al fin y al cabo lo que nos planteamos todos antes de tener hijos o con tal solo pensarlo? Es una situación que se da demasiado. Siempre digo que hay que fijarse en esas pequeñas cosas. Cotidiano o no, siempre hay algo que nos hace ver las cosas de otra manera, en este caso he dejado en el aire, el cómo se siente Ainoha después del apoyo de su marido. Y a ver si, alguna mujer puede dar su punto de vista para que podamos seguir debatiendo. Gracias por el abrazo, te mando mis mejores vibraciones para con los próximos estrenos. ¡¡Feliz fin de semana!!

    Me gusta

  3. Hola Holidin, Me has dejado helada con lo de que eres de Indonesia. Hasta allí ha llegado mi blog. Me enorgullece que te haya gustado este post. Te invito a mi blog cuando quieras y será muy grato que que des tus puntos de vista. ¡Bienvenida!¡Nos vamos leyendo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s