Relato: La llamada

Te despides de mi, acordamos en volver a retomar la conversación, pero desde el móvil. Es una tradición desde que existen estos artilugios y no es novedoso lo extenso de las conversaciones…

Si nuestra conversación es buena, podemos estar largas horas debatiendo y riendo. Un día entero y hasta largas noches sin sol. No es raro recurrir a brebajes para animar la noche. Un café rueda en la madrugada…

No me esperaba tener esta conversación, sin embargo, la tenemos. Comienza una rueda de interrogaciones, las cuales esquivo. No me interesa expresar tanto de mi pero ahí me tienes, esquiva e irritada.

Fueron tus palabras despectivas, el repiqueteo que se escuchaba a través del auricular y los supuestos objetos rompiendo. Dije no. Una vez. Dije no. Otra vez.

Dejé el móvil un día. No debería de contestarle, pero no lo hace a drede, es que me quiere con él.

En la cafetería y en el trabajo mis amigas me han dicho que él no es así, que ningún chico debe serlo y yo, solo ansío una palabra, una cita o una llamada. A lo sumo, un mensaje. No debería pero lo hice. Borré su número, lo borré de la aplicación y nunca más volví a saber de él.

***

1 año después…

***

Riiiiing!! Riiiing!!

-¿Esperabas mi llamada?

©Historias con “K”

Anuncios

3 comentarios en “Relato: La llamada

    1. Hola Javi, sí, puede ser que el principio suene a eso. Todos lo hemos vivido el que más el que menos. Es bonita esa fase, pero cuando se cuelan actitudes que no vienen al caso, hay que tener cuidado. Gracias por comentar. Un saludo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s