La Esperanza

¡HOLA, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores!


Bienvenidos a los nuevos lectores,
Espero que disfrutéis todos.
©ELRINCONDEKEREN

La culpa es de la esperanza, tan poco consciente, tan llena de oportunidades, incansable y tan dada a la magia, a las posibilidades posibles, aunque ello parezca irreal, inalcanzable, demasiado bueno para ser verdad. 

Ella escucha el desanimo en e intenta calmar las ansias dándole al botón de la ilusión, imaginando, soñando, volviendo a creer, dejando paso a un nuevo sentimiento. Se apodera de las ganas y nada puede sepultarla mientras está en lo alto y es que es una de esas sensaciones que cuanto más la sientes más recorre todos tus sentidos, toma forma y derrocha adrenalina. 

Para ella no hay nada incapaz de hacerse, realizarse, de poder ser… Y se sucede en los pensamientos durante días, semanas, meses pero eso forma parte de su magia porque, si un día fuiste pesimista ella te da una razón por la que aprovechar la oportunidad y es cuando comprendes que no existen las únicas oportunidades, que apareció en más momentos de los que pudieras contar y te levantaste por algo personal, por algo cotidiano o por elección. 

Últimamente, se posa en aquellos que reciben una negativa y en vez de aceptarla toman la dicha de que puede ser algo mejor, puede cambiar, puede mejorar, se podrá hacer mejor o peor pero no existe el desistir. Toma las malas noticias por algo que en realidad puede jugar a su favor, por que se entera de todo lo que en realidad queremos y anhelamos a escondidas, a veces, sin haberlo presenciado nosotros mismos.

Entonces, la montaña es cuesta abajo y no cuesta arriba, y conoces lo bueno, otra vez, en lo importante, de lo que hay en cada uno de nosotros. ¿Quién diría que hay tanta energía contenida en un cuerpo, cualquier cuerpo? Sí, y siempre vuelve.



©El Rincón de Keren


Google imagen extraída









Anuncios

6 comentarios en “La Esperanza

  1. La esperanza es la cosa con plumas que se posa en el alma y canta una melodía sin palabras y nunca se detiene. La frase no es mía, ja,ja,ja, es de Emily Dickinson y viene a reconfirmar tu escrito en el que la esperanza siempre está vestida de ilusión.Feliz día Keren.

    Me gusta

  2. Hola María,Ciertamente, lo dificil es mantener ese estado continuo de que es posible. Así como la alegría llegará y se instaurará en nosotros, también es difícil, a veces, mantenerse en nuestros trece. Un saludo y gracias por comentar. Besos!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s