4 años

No más allá de un bebé… ese acto, siendo el más sincero y natural en él y sin embargo se le asomaba en forma de lágrimas y extrañeza un: ¿Dónde estoy? o ¿Qué hacemos aquí? podrían ser las palabras de un niño en otra ciudad, de un despertar deshilado, pero nada tan lejos de que busca el adulto.

dark veider y niño llorando
Imagen extraída de Google
Anuncios

2 comentarios en “4 años

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s