Él y el adiós. #sentimientos

No fue el hecho de que llevara el apellido de él, tampoco el que se hubiera convertido en una relación tormentosa con los años. No es que no le quisiera. Sentía que él no me recibió como yo hubiera querido sin embargo recuerdo los años en familia con mi madre, mi hermano, él y yo como buenamente puedo recordar que no todo fue malo.

Lo que más recuerdo eran los fines de semana o las vacaciones todos juntos. No era algo que yo pensara que fuera una tortura. Lo cierto, es que lo pasábamos muy bien.

imagen extraída de Google

Antes de que naciera mi hermano, solíamos ir a pueblos y hacer merendolas, paseando y haciendo turismo mientras pasábamos la tarde por allí. Era algo que disfrutaba mucho. Me gustaba porque siempre reíamos, siempre teníamos algo que hacer, cogíamos el coche y hacíamos kilómetros a cualquier pueblo de Barcelona a desconectar.

Cuando ya entré en la adolescencia, veraneábamos en un pueblo de Huesca y siempre encontrábamos un motivo por el que salir a caminar, ir a comer en algún restaurante, salir a calle y sentarnos al sol o simplemente pasear. Ha habido momentos muy buenos, lo cual no quita que lo recuerde con cariño.

Él tenía la mala costumbre de que si hacia algo mal me lo recalcaba más de que lo bueno. Nunca comprenderé por que buscaba toda clase de castigos como sin música, sin tele, sin salir al patio … etc. y, sin embargo, a mi hermano todo eso pasaba desapercibido.

Necesitaba empezar desde cero aun siendo tarde, debido a un cáncer de pulmón no le quedaba mucho tiempo de vida. Nos pasamos muchos años sin hablarnos no solo porque no congeniábamos sino porque yo nunca le consideré mi padre. Decidí que debía dejar atrás el pasado. Debía hacer lo correcto. Cogí el teléfono y lo llamé. No tenía idea alguna de cómo debía decir lo que sentía, pero tal cual salieron mis palabras, con algo de apuro, él me dijo: “Eras demasiado joven para comprenderlo”

 

El momento que más se temía se hizo vivaz y yo que nunca sentí piedad por todo lo que me hacía… lo vi allí, se había ido. Ya no estaría más aquí. Salí corriendo de la sala y lloré en los brazos de mi pareja.

Historias con “K”

Anuncios

2 comentarios en “Él y el adiós. #sentimientos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s