Mi hijo

Crece mi niño, que en la cuna no debes permanecer, que el balanceo de mis manos te lleven a un sueño dulce, que mis ganas de verte en paz no cesan con los días. Duerme mi niño que conoces mi interior y muy poco el exterior. Crece pero con pausa. Deja que disfrute de tus carrillos , de tus hoyuelos al ver lo que te rodea, que conozca el sonido de tu voz formando palabras… Enséñame a amarte en tus peores momentos porque amarte en los buenos lo haré sin precedentes. Mírame cuando no sepas algo, esta noche sumérgete en ese sueño de niños , de nubes y estrellas, de galaxias y asombro, así como me quedo yo al verte dormir porque eres calma y quietud en la noche, y si un mal sueño viene a tu mente, no te preocupes que el quejido de tu llantos alertará en medio del silencio de la noche y mis brazos de nuevo tomarán a un niño, mi hijo.

Espero que os haya gustado tanto como a mi haberlo escrito.

Un beso,

Historias con “K”

 

Anuncios

3 comentarios en “Mi hijo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s