“Felicidad en pantalla”

La gran mayoría de los mortales, tienen días malos, no tan malos, horribles y no tan horribles. En medio de todo ese caos, también hay felicidad, plenitud, rías, gozo, pero el planeta entero ha decidido que es mejor estar contento aunque tu día sea una auténtica mierda. Pondremos nuestra mejor cara cuando nos estemos desgarrando por dentro, cuando no tengamos a quien acudir para vaciarnos por dentro, cuando nos demos contra una pared un y mil veces. Cuando todo nuestro mundo se desmorone entero y mostraremos nuestros filtros más hermosos para decirle al mundo, que estás feliz, cuando en realidad estás roto por dentro.
No es que no sea bueno estar feliz, pero no me cansaré repetirlo. Las personas tenemos nuestros días malos y nuestros días buenos. Una cosa no es factible sin la otra. Pero la raza humana tiende a buscar a aquel que está siempre feliz, tiene una sonrisa, todo le va bien y nunca falla o eso te quiere “hacer creer”.
Es cierto, a nadie le gusta estar rodeado de gente que está triste o que en algún momento, sufre la llamada de la melancolía. Es cierto, es más fácil despreciar el dolor y el no encontrar rumbo de esa persona o simplemente sus ganas de desahogarse. Es mejor acudir cuando esté bien y obviar que sus problemas no te importan, carecen de valor o es mejor no saber de ellos. ¿Dónde está la empatía?
Todos decimos: “es que si le aconsejan mil veces y no rectifica… ” “es que me da la brasa con los mismos problemas…” No imagináis lo mucho que le ayudarían, ser escuchado, si le dejáis que se explique, pero no, es más fácil obviar que sus problemas carecen de importancia, es fácil buscarle solo cuando sus problemas, no sean un problema para ti, mejor cuando esté contento.


Yo he vivido una época en la que no tenía con quien desahogarme pero también me ha tocado la época en la que la felicidad es “ en pantalla”  ¿Dónde está la humanidad?
Pues yo lloro, tengo días malos, también horribles, hay días en los que no me aguanta nadie y además tengo muchos otros días en los que el corazón no me cabe en el pecho de lo feliz que soy. Porque somos humanos, con emociones y no es todo blanco o todo negro. Sin embargo, vivimos en una sociedad dulcificada en la que es más fácil ser famoso por aparentar estar felíz ,que ser felíz porque de verdad lo estás. Mortificar a alguien por ser tal cual es también a modo moda. ¿Qué nos está pasando?
Historias con “K”

 

 

Anuncios

4 comentarios en ““Felicidad en pantalla”

    1. Cierto, no mucha gente se atreve a contar o expresar “lo menos bonito” de sus vidas. Es algo que nos están intentando incrustar en nuestra vida cotidiana. No es real, no es tampoco sano, vivir una vida supuestamente dulcificada. Cada vez es más común.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s