5 de junio : El amor de un día cualquiera

Caminábamos de la mano, mirándonos de vez en cuando a los ojos. Aquellos ojos eran testigos del cariño que tras meses en la sepultura aquella tarde de verano habían salido a pasearse. La bajada por la cuesta con su particular cachondeo sobre todo lo que le decía y todo lo que le decía lo convertía en broma me arrancaba una sonrisa que no podía controlar, que no podía ni tan siquiera ocultar. En aquel momento éramos él y yo, no había nadie más. Y entre risa y risa un descuido y el sentimiento que afloraba cada que sentía que él me había elegido precisamente a mí, que hubo muchas más pero que de todas ellas, yo había sido la elegida, hacían de la tarde, un nuevo comienzo adolescente con nuestros corazones candentes por oírnos nuestra melodía por sonrisa que sacudía las penas y los meses de angustias.

 
Cogidos de la mano nos hacemos ver que nos hemos elegido el uno al otro, pero no por ello el rendirse es una opción. Dos que se quieren, con sus acontecimientos en su cabeza pero que cuando se juntan las chispas arden. No es ni la chica que pasa viniendo hacia nosotros, no es la embarazada que sale del coche que posa su mirada en la acera para salir un momento a por algo que desconocemos. Todo lo que nos importa es hacernos las cosquillas del amor, agarrarnos con fuerza, mientras el calor hace su impertinente función por las calles de Almería.


No es hasta llegar al lugar donde estamos que, uno se da cuenta que no somos adolescentes. Apenas de los 30 años pero el amor no conoce de números. Cuando se posa con la fuerza con la que arremete, bate las alas de la esperanza y se posa la frescura de dos almas que quieren y desean estar el uno con el otro. En sus ojos, en sus palmas de la mano, en su cuerpo y sobretodo con los corazones que un día, fueron torturados.

 

<<TODAVÍA HAY ESPERANZA>>

Historias con “K”

3 comentarios en “5 de junio : El amor de un día cualquiera

  1. Bonito contenido, historiasconk.
    Me quedo con … “Cuando se posa con la fuerza con la que arremete, bate las alas de la esperanza y se posa la frescura de dos almas que quieren y desean estar el uno con el otro.”
    Feliz tarde

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s