Llegó el verano.

¡HOLA, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! De un lado al otro, boca arriba o de lado, nunca boca abajo. Se inflaman los pulmones de ese aire caluroso impregnado en el habitáculo. Rueda una gota que ya podría ser efímera, pero no, las noches comienzan a ser la ardua tarea de la gota que colma el vaso al encontrar la postura correcta para conciliar el sueño, a Morfeo y su dama de la noche que acompaña ese día sin sol. Amanece con el augurio de un brevísimo frescor que inundara el comedor de un aire goloso del que no … Continúa leyendo Llegó el verano.

5 de junio : El amor de un día cualquiera

Caminábamos de la mano, mirándonos de vez en cuando a los ojos. Aquellos ojos eran testigos del cariño que tras meses en la sepultura aquella tarde de verano habían salido a pasearse. La bajada por la cuesta con su particular cachondeo sobre todo lo que le decía y todo lo que le decía lo convertía en broma me arrancaba una sonrisa que no podía Continúa leyendo “5 de junio : El amor de un día cualquiera”