La voz callada.

¡HOLA, mis seguidores, lectores habituales y nuevos lectores! Imagen extraída Google La dicha de un amor fortuito, no es compensable con la mano del cocinero por cada sábado o cada día de la semana que mal logrados sentimientos se transforman en el bullicio que aúlla en su interior. El cocinero está en su labor. Cierto es que ayuda, pero también es cierto que ella asume muchas más labores de las que quisieran esos sentimientos de unas manos que en su día solo tenían que estudiar. Silencio en la casa que el cocinero está en el tajo. Malditas palabras que cada … Continúa leyendo La voz callada.