Donde debiéramos.

¡HOLA, mis seguidores, mis lectores habituales y nuevos lectores!

Fuimos los rescoldos de una noche en la que no hubo amor 
Te deseo, 
Tú a mí no 
¿Que tendrá que ver el amor?
Si un día nos deshicimos de la vergüenza 
Yaciendo en tu cama 
Los rumores son ciertos 
Nunca fui nada
Se rompe mi corazón a pedazos 
Aquel amor que un día sentí
Hoy 
Es gravilla en mi terraza 
Nuestros cuerpos se amaron 
Con la fogosidad 
De una estrella fugaz
El corazón no es ciego 
Las ganas si 
Un día te quise en los escondrijos de mi corazón 
Hoy tan solo somos el recuerdo 
De unas sábanas que húmedas 
Fueron substituidas 
Por unas mejores
Los recuerdos de aquel acto 
Tan solo son eso hoy 
Recuerdos 
Mas mi corazón te recuerda 
Mis manos te extrañan 
Mi cuerpo te anhela 
Mis sentires te echan en falta 
Pecadores como lo fuimos 
Un día me entregue a ti 
Sin recibir 
Muestra alguna de ti
Dejándonos poseer por la lujuria 
Negando al corazón 
Incitados por el palpitar de nuestros cuerpos 
Nada hay 
Nada habrá 
Somos tú 
Y yo 
Cada uno 
Donde debiera estar. 

2 comentarios en “Donde debiéramos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s