Amistades peligrosas.

¡HOLA, mis lectores y seguidores!! Ella era la que llevaba las riendas de su vida ahora. Con una niña en su regazo cogió sus maletas y volvió a casa de su padre. Retomó la relación con su madre y meses después, ella y yo, nos encontramos. A simple vista todo en ella parecía correcto, nada podía hacer pensar que ella también tenía sus propios demonios pues ella una chica de media estatura, ojos marrones, se había teñido el pelo de rubio y se lo había cortado dejando una melenita corta. Era guapa de cara y era una chica que aparentaba … Continúa leyendo Amistades peligrosas.