Segunda oportunidad.

Aquella chica, tenía una actitud ante la vida, admirable, aunque por dentro se estuviera rompiendo, aunque ella en su interior, casi estuviera de rodillas esperando un rayo de luz, ella siempre echaba hacia delante, como jamás lo vi en cualquier persona. Lo cierto es que por aquella época apenas tenía 23 años y nos llevábamos casi como hermanas.  Aquella chica, pasaba por una época más bien mala que no se la deseo a nadie. Sin embargo, ella sacó garra y lleva un porrón de años con su pareja a la que ella quiere con devoción y él a ella. Aquella … Continúa leyendo Segunda oportunidad.